Hechos

La Comisión Charter del Estado de Illinois

La Comisión Charter del Estado de Illinois sirve como un método de control razonable y de sentido común sobre los distritos escolares, pues ayuda a mantener a la política fuera del proceso de aprobación de escuelas charter. La Comisión, fundada en 2011, crea un proceso para que las escuelas charter puedan apelar las decisiones de su junta escolar local ante un árbitro neutral y objetivo. Los opositores de la comisión han tratado de decir que la comisión ha socavado el control local. Esto no es verdad.

Aquí Están Los Hechos:

  • Desde 2011, solo el 13.2 por ciento de las apelaciones se han otorgado en todo el estado, y las decisiones locales se han mantenido intactas en el 86.8 por ciento de las apelaciones presentadas. De 53 apelacones presentadas en todo el estado, 7 se otorgaron, 5 se rechazaron, y 41 se retiraron.
  • En Chicago, las decisiones locales de CPS se han mantenido intactas en dos tercios de las apelaciones presentadas. De 15 apelaciones dentro de la jurisdicción de CPS, 5 han sido concedidas, 2 han sido rechazadas y 8 han sido retiradas.
  • Los intereses especiales quieren abolir la Comisión porque elimina una oportunidad para que las propuestas de escuelas charter obtengan una oportunidad justa. Sin la Comisión, las juntas escolares locales podrían rechazar las solicitudes charter sin ningún motivo, sin ningún proceso de apelación.
  • Sin una Comisión, el Chicago Teachers Union, que durante mucho tiempo ha respaldado a una junta escolar elegida y está pidiendo una moratoria de las escuelas charter, aumentaría su influencia sobre los asuntos relacionados con las escuelas públicas charter.

Si la Comisión es abolida, una junta escolar anti charter podría tomar las siguientes medidas, sin que su autoridad sea controlada:

  • Sin la comisión charter, una junta escolar podría cerrar una escuela y obligar a las familias a encontrar una nueva escuela para sus hijos.
  • Sin la comisión charter, una junta escolar podría imponer requisitos onerosos a la renovación de una escuela charter y hacer imposible que la escuela funcione.
  • Sin la comisión charter, una junta escolar podría negarse a autorizar la renovación de una escuela de alto rendimiento, cerrando efectivamente la escuela sin ningún tipo de apelación.